Leyes de fraude de Virginia Abogado de Fairfax

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on google

El fraude se define como un engaño criminal para un beneficio personal. La mayoría de los delitos relacionados con el fraude se clasifican ligeramente por debajo de los delitos graves.

Esto significa que son delitos de delito menor clase A o clase uno. Hay muchos casos que podrían ser descritos como fraude bajo la ley de Virginia .

Estos casos incluyen diferentes tipos de falsificación, suplantación de funcionarios o funcionarios de seguridad pública, alteración de documentos, emisión de cheques de cuentas inexistentes, uso indebido de máquinas de monedas como máquinas expendedoras, declaraciones falsas para beneficio personal, hostigamiento a personas con otra identidad, el robo de tarjetas de crédito, eliminación de marcas, uso de juegos para promover la venta de productos, lavado de dinero, etc.

En la ley de Virginia, hay ciertas descripciones de un acto de fraude que todos los casos tienen que asegurar que el caso sea de fraude criminal o no. Estas descripciones identifican si la evidencia presentada puede probar que el caso es un caso de fraude. La ley de Virginia establece que la evidencia debe probar que la persona condenada por el acto de fraude proporcionó información engañosa de la verdad sobre algo que sucede en el presente y no en el futuro. La información engañosa también debe estar relacionada con el objeto o material con el que la persona condenada hizo un trato. La ley también establece que la evidencia presentada debe demostrar que la persona condenada dio información engañosa intencionalmente. También debe haber evidencia que demuestre que la víctima se basó en la información engañosa dada. Esto significa que si la víctima no creyó la información engañosa, entonces él / ella no puede llamar al caso un caso de fraude. La ley también menciona que debe haber evidencia que demuestre que la víctima fue dañada por el caso.

La mayoría de los casos de fraude son reconocidos como faltas de clase uno . Esto significa que el castigo a la mayoría de los casos de fraude es una multa que puede alcanzar pero no exceder los $ 2500, tiempo de cárcel por un período no mayor a un año o ambos. Dado que la mayoría de los casos de fraude son delitos menores de clase uno, se reconocen como casos muy graves y están justo por debajo de los casos de delitos graves, como el asesinato.

Aunque la mayoría de los casos de fraude son casos de delitos menores de clase uno, los casos principales, como la falsificación, se reconocen como delitos graves de la clase cinco o seis, según el tipo de falsificación. La falsificación general reconocida se clasifica en delitos de clase cinco . Hay algunos casos raros de falsificación que se clasifican en delitos de clase cuatro. Algunos casos raros incluyen la falsificación de certificados públicos. Los casos generales de falsificación que se clasifican como delitos de clase cinco incluyen la falsificación de facturas. Las personas condenadas por delitos graves de clase cinco son castigadas al ingresar en prisión por un período que no puede exceder de diez años. Los actos delictivos de clase cuatro se castigan con un período de diez años en prisión y una tarifa considerable de $ 100,000.

La ley de fraude de Virginia establece que para probar que una persona cometió un acto de fraude, la evidencia debe demostrar que la persona dio información engañosa involuntariamente y que la persona que fue defraudada debe haber recibido daños por creer en la información engañosa proporcionada.

Si necesita un abogado de fraude de Virginia para que lo ayude con su caso de fraude en Virginia, llámenos al 888-437-7747. Nuestros abogados de fraude de Virginia pueden ayudarlo.