Consecuencias de la conducción imprudente en Virginia Fairfax Attorney

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on google

En Virginia, la conducción imprudente se considera un delito menor grave. Por lo general, el cargo es uno de un delito grave de clase seis. En Virginia, hay una serie de sanciones y leyes comunes que podrían aplicarse en un caso de manejo imprudente que se considera como uno de los tipos de conducta de conducción más peligrosos y descuidados.

Sin embargo, una convicción de conducción imprudente en Virginia también podría tener consecuencias muy graves, de las cuales las siguientes son las siete principales:

      • Una sentencia de cárcel;
      • Una multa monetaria significativa;
      • Una suspensión de la licencia de conducir.
      • Conducción y antecedentes penales
      • Verificación de Empleo y Fondos
      • Autorizaciones de seguridad, y
      • Responsabilidad civil.

Una de las consecuencias para la conducción imprudente es una sentencia de cárcel que puede ser de hasta 12 meses. Eso es aplicable en caso de condenas repetidas y continuas por manejo imprudente.

Al ser condenado por un delito mayor de clase seis, la sentencia de cárcel podría ser de uno a cinco años; sin embargo, la ley de Virginia le permite a un juez cambiar esta sentencia a menos de 12 meses en caso de que considere y considere el caso apropiado.

Las multas son otros tipos de consecuencias que se aplican a los casos de manejo imprudente. La cantidad aplicable difiere de un caso a otro, pero podría alcanzar un máximo de $ 2,500. Sin embargo, una vez más, un juez tiene el pleno derecho de reducir el monto de la multa o de cancelar la multa, lo que no suele ser el caso.

La ley de Virginia aplica la suspensión de un permiso de conducir para la condena por manejo imprudente de diez días a seis meses. Volver a solicitar los privilegios de conducir solo es posible después de completar el período de suspensión.

La condena por conducir de manera imprudente se considera una ofensa de demérito de seis puntos que se registra en el registro de conducir de un conductor y se mantiene por un período de 11 años. Esto puede influir negativamente en el estado profesional del conductor.

Una convicción de conducción imprudente en Virginia provoca el aumento de las tasas aplicables de las compañías de seguros. Estas compañías podrían aumentar las tarifas o incluso cancelar la política que obligará al conductor a buscar otra compañía para emitir una nueva política, probablemente con tasas más altas.

Una condena por conducción imprudente y los antecedentes penales podrían causar un impacto negativo durante la verificación de empleo o la verificación de antecedentes en los que se podría rechazar la contratación del solicitante, especialmente, en caso de que el trabajo del solicitante esté relacionado con la conducción, como, entre otros, Conducción de taxis y conducción de autobuses.

Al solicitar una autorización de seguridad, se debe revelar una condena por conducción imprudente. Depende de la agencia que otorga la autorización si la persona obtendrá el trabajo o incluso lo mantendrá como contratista del gobierno o empleado. En cualquier caso, la emisión de la autorización podría ser rechazada especialmente en el caso de un delito grave.

Además, una persona acusada de una conducción imprudente causada por un accidente podría ser demandada en un tribunal civil por una persona cuya propiedad fue dañada o lesionada. Pagar el reembolso por los daños materiales o los costos del tratamiento médico causado por la conducción imprudente no facilitará el procedimiento en caso de ser demandado.

¿Cuál es la diferencia entre un exceso de velocidad y un boleto de conducción imprudente?

A pesar de que las multas por exceso de velocidad y de conducción imprudente pueden ser muy similares, en Virginia son diferentes en la práctica. Es de gran importancia que los infractores de la ley de tránsito entiendan que las diferencias son los cargos y que las sanciones que enfrentan pueden variar significativamente.

Hay una diferencia importante en la gravedad del boleto y sus posibles penalizaciones asociadas. El exceso de velocidad se considera como una mera infracción de tráfico, mientras que la conducción imprudente se considera un delito menor.

Esta diferencia entre ambos términos lleva a castigos o penalidades diferentes también. En pocas palabras, el exceso de velocidad solo se castiga con una multa, mientras que la conducción imprudente es mucho más compleja. La conducción temeraria puede implicar la suspensión de licencias cuando el conductor imprudente enfrenta una cantidad limitada de tiempo suspendido de su licencia, por una suma más grande y / o tiempo en la cárcel, según la gravedad de la imprudencia. La severidad de la imprudencia se juzga al determinar otros factores externos que implican cuestionar si otros seres humanos han sido heridos o si las propiedades públicas o privadas han sido dañadas.

En relación con la diferencia entre ambos términos, la consideración principal a este respecto es que la conducción imprudente es un delito más grave que el exceso de velocidad. La adquisición de una multa por exceso de velocidad nunca hará que el infractor de la ley de tránsito sea condenado a la cárcel, mientras que, por otro lado, la adquisición de una multa de manejo imprudente puede, en diversos momentos, hacer que el infractor de la ley de tránsito. B